Muere Brenda Domínguez, una estudiante guatemalteca que soñaba ser abogada

0
477

Brenda Domínguez, una estudiante guatemalteca, se encontraba junto a sus compañeros en una actividad de exigencia de maestros y mejoras educativas cuando fue atropellada, fue trasladada hasta el Hospital Roosevelt, donde estuvo en el intensivo, ayer el director de dicho nosocomio confirmó su muerte.

Ayer hasta antes de las 04:30 horas su estado de salud era estable, mientras estaba en el intensivo, sin embargo, a las a esa hora se confirmó su muerte por complicaciones cardíacas, a pesar de que el personal médico intentó revertir las complicaciones pero no tuvieron resultados.

El principal sospecho en este caso ha sido identificado por las autoridades como Jabes  Meda Maldonado, quien al parecer ya fue capturado por las autoridades.

Los familiares de Brenda expresaron conocer el incidente ocurrido a los estudiantes, el día del accidente, pero jamás imaginaron que le habría pasado a un miembro de su familia.

“Nosotros escuchamos lo que había pasado con los estudiantes, pero uno nunca piensa que lo malo le ocurra a alguien cercano”, comentó Marta María Morales, prima de Íngrid.

Su historia

Brenda era la segunda  de los tres hijos de Íngrid. Sus hermanos, de 19 y 14 años, abandonaron los estudios para trabajar y apoyar en la economía de la familia.

Su padre  murió hace un año, por una enfermedad causada por el trabajo que desempeñaba. Desde entonces, Íngrid, 40, es el principal sostén de la familia.

Íngrid trabaja en una maquila en extensas jornadas, para cumplir las metas de la fábrica; por ello no se enteró de inmediato de la manifestación de los estudiantes ni del fatal desenlace.

Desde el jueves  no ha podido ir al trabajo por acompañar a su hija, y corre el riesgo de perderlo.

El hijo mayor sufre una enfermedad que le impide trabajar, lo cual complica la situación financiera de la familia, que, además, afrontará la pérdida de Brenda.

Su gran sueño

Cursaba cuarto Perito Contador. Susy de Sandoval, su abuela, comenta que uno de los sueños de la joven era ser abogada, para ayudar a su familia y a que otras personas salgan de la pobreza.

“La familia siempre ha vivido en extrema pobreza. Una de sus motivaciones era el estudio. Recuerdo que cuando salió de sexto primaria les decía a sus compañeros que no dejaran de estudiar”, dijo De Sandoval.

Ana de Paz, maestra de Brenda, coincide con la abuela. “Ella era una estudiante tranquila, disciplinada, con asistencia de un cien por ciento y participativa”, señaló.

De Paz considera que lo ocurrido fue una injusticia. “Lo único que los jóvenes reclamaban era una mejor educación”, añadió.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí